Si tomas alimentos muy pigmentados, como el café o el vino, tus dientes se van oscureciendo con el tiempo, y el blanqueamiento dental es una buena alternativa para ti. El blanqueamiento dental es una opción de tratamiento para aclarar el esmalte de tus dientes de manera natural y progresiva. Puedes necesitar una o varias sesiones hasta llegar al color que desees.

El blanqueamiento dental con láser es, sin duda, la forma más rápida y eficaz de lograr unos dientes más blancos. La luz láser se utiliza para activar el gel blanqueador que absorbe la energía de la luz y penetra el esmalte de los dientes para aumentar el efecto blanqueador en los mismos. Es uno de los procedimientos más solicitados en el campo de la odontología estética.

Para la realización del blanqueamiento dental, necesitamos hacer evaluación completa de la salud bucal del paciente, para determinar si hay caries o problemas periodontales, en dichos casos, se le recomendara al paciente resolver estos temas, antes de proceder con el tratamiento estético.

El blanqueamiento dental no daña los dientes ni tiene ningún tipo de contraindicación. Sin embargo, es cierto que, durante el procedimiento o los primeros días tras darlo por terminado, es habitual sentir cierta sensibilidad dental -especialmente ante bebidas o comidas frías o calientes.